miércoles, 23 de noviembre de 2011

9. Efectos ópticos

Como hemos visto en la entrada anterior, para los arquitectos griegos el equilibrio y armonía en las proporciones, el orden y la geometría eran una conditio sine qua non para edificar un templo digno de sus Dioses. Sin embargo, todos estos conceptos no podrían aplicarse sin otra de las grandes aportaciones de los Helenos, denominada éntasis.

En griego antiguo, éntasis significa tensión, y es un efecto óptico aplicado a los templos griegos para corregir los errores producidos por nuestra percepción. Como sabemos, nuestra vista no percibe la realidad tal como es. y los griegos se dieron cuenta.


Traducido del original.
Fuente : http://pages.uoregon.edu/klio/maps/gr/entasis.jpg
Para entender en que consisten estas correcciones usaremos el Partenón como ejemplo:
La primera medida tomada al edificarlo consistió en abombar el estilóbato, de manera que si colocamos un libro en un extremo del edificio y nos desplazamos al lado opuesto, al mirar hacia donde estaba nuestro libro este no sera visible. Es decir que los ángulos se sitúan 11 cm. más bajos que la parte central.

La segunda medida consiste en que las columnas se han curvado ligeramente inclinándose hacia los muros de la naos. Además las columnas no eran uniformes, sino que su parte central tenia un diámetro superior a la base y ábaco.


Comparación entre éntasis griega y romana donde podemos comprobar la curvatura de la columna.
Fuente: http://www.ieslosremedios.org/~paqui/proyecto/entasis.png

En tercer lugar de estas columnas, las de los cuatro ángulos son mas gruesas, siendo también el intercolumnio que las separa de las restantes superior a lo normal.

En ultima lugar construyeron el entablamiento levemente desplazado hacia adelante, dejando vigente así su horizontalidad, incrementando la estabilidad del templo y facilitando el flujo del agua de la lluvia.


Todas estas características plantean un problema. El Partenón se podría considerar un auténtico rompecabezas formado por miles de piezas de mármol, ya que cada una de ellas es única y irremplazable para poder así corregir los errores ópticos. Solo completamente encajadas forman un edificio único y perfecto bajo nuestra  mirada imperfecta , que incluso hoy en día seria un gran problema volver a edificar.

Reconstrucción del Partenón
Fuente : http://www.mlahanas.de/Greeks/LX/ParthenonRec01.jpg



Bibliografía consultada:
http://cv.uoc.edu/~04_999_01_u07/percepcions/perc14.html

Arquitectura Griega, LLORENTE, Marta. Parramon Ediciones, 2000, Barcelona

No hay comentarios:

Publicar un comentario